El tercer Foro Social “Otro Oriente Antioqueño es posible” retos de la organización social en: democracia, desarrollo y paz, llevado a cabo los días 22 y 23 de agosto, juntó las miradas de cerca de 130 líderes y lideresas del Oriente Antioqueño, entorno a la construcción de una propuesta de región que articuló las diferentes visiones del territorio; este fue un espacio para el encuentro, reconocimiento e intercambio de conocimientos y experiencias entre los representantes de las organizaciones sociales, donde se compartieron temas de interés general para la región como: el ejercicio de la democracia, la visión de desarrollo y la cultura de paz.

Atendiendo a este propósito, el día 22 de agosto, se presentaron tres ponencias enfocadas en los ejes temáticos ya mencionados. En primer lugar, Leidy Buitrago, hizo un análisis de los avances en la implementación del Acuerdo de Paz firmado en la Habana, con respecto a la región del Oriente Antioqueño, reconociendo sus aciertos y desaciertos, verificando en qué se ha avanzado y cuáles son los retos  con la llegada del actual Gobierno Nacional. También, se destacó la necesidad de que las comunidades se involucren y defiendan cada uno de los puntos pactados, puesto que, para garantizar la no repetición del conflicto armado y la transformación de los territorios, se debe cumplir a cabalidad lo firmado en el Acuerdo de Paz.

En torno a la visión de desarrollo, María Cecilia Múnera, autora del libro “Resignificar el Desarrollo”, se remitió al origen de esta palabra, planteando la necesidad de desnaturalizar este concepto que ha sido entendido como un equivalente al crecimiento económico y el progreso técnico, ya que, esta mirada ha convertido al hombre en autodestructor. Por lo tanto, su propuesta se basa en devolver el carácter social y cultural al desarrollo, reconociendo que el mismo, es una construcción colectiva que habla de múltiples desarrollos orientados a diferentes finalidades. De esta manera, el desarrollo debe ser visto como un proceso integral y articulado a diversas dimensiones que la misma ponente planteó, entre ellas, las dimensiones: socio-cultural y política, económica y ecológica, territorial e histórica y humana; cada una de estas le apuntan a su propuesta de un desarrollo socio-cultural múltiple, histórico y territorialmente contextualizado.

Con respecto al ordenamiento territorial, María Consuelo Montoya, abordó la temática de autonomía e Integración territorial desde las figuras administrativas, presentando los enfoques de la provincia y el área metropolitana como opciones para administrar y planificar el territorio, ya sea desde una mirada por conservar territorios biodiversos y con gobernanzas descentralizadas, o con una visión cercana a la expansión, el urbanismo y la concentración del poder. Ambas figuras representan una opción y diversos retos para la región del Oriente Antioqueño, que deberán ser asumidos de acuerdo a la manera cómo los municipios de la subregión quieran planearse y enfocar su desarrollo.

La voz de los líderes fue fundamental para la construcción de un ideario político, con las principales necesidades, retos y propuestas de la región del Oriente Antioqueño.

Con el fin de que los candidatos a la Gobernación de Antioquia y la Asamblea Departamental, escucharan las ideas y se comprometieran con cada una de las apuestas de las organizaciones sociales, se desarrolló un trabajo por mesas temáticas donde los representantes de las organizaciones sociales discutieron alrededor de sus preocupaciones.

Desde la Mesa de Ejercicio de la Democracia, se conversó alrededor de la actual situación de las organizaciones sociales y la participación ciudadana; a partir de estos planteamientos los líderes destacaron su preocupación por las cargas administrativas y tributarias que se le han impuesto a las organizaciones sociales impidiendo su supervivencia, de otro lado, plantearon que la restricción para ejercer el derecho a la participación y la libre movilización persiste con los señalamientos y agresiones físicas; además, es alarmante el ataque sistemático a los líderes en el país, que representan una violación a los Derechos humanos.

En el eje de Cultura de Paz, se revisó cómo va la implementación del Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y garantías de No Repetición en el Oriente Antioqueño, allí, las víctimas reconocieron que los avances además de ser pocos, son lentos, por lo que proponen hacer un especial énfasis en el funcionamiento de los Consejos Municipales de Paz, Reconciliación y Convivencia, para desde allí impulsar acciones que lleven a cumplir lo pactado y a exigirle al Gobierno Nacional el funcionamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz, la Unidad de Búsqueda de personas dadas por desaparecidas en razón del conflicto armado.

Por su parte, desde el Eje de Visión de Desarrollo se discutieron temas como: movilidad y transporte, los objetivos de desarrollo sostenible y ruralidad y medio ambiente; aquí, los participantes coincidieron al manifestar que la planeación del territorio ha carecido de su participación, lo que ha desentramado las consecuencias de un desarrollo para el beneficio de pocos, que afecta los recursos medio ambientales, la autonomía territorial y las dinámicas de vida de sus pobladores.

Con este ejercicio se identificaron retos comunes y necesidades, pero también se establecieron propuestas para que desde la incidencia del gobierno departamental se les pueda hacer frente y dar solución.

La finalidad de la construcción del ideario político de región es su inclusión en los programas de gobierno con el compromiso de los mandatarios de la región, fue por esto que durante el segundo día del encuentro se realizó el foro con candidatos a la Gobernación de Antioquia, donde estuvieron: Mauricio Tobón, Iván Mauricio Pérez, Rodolfo Correa y Juan Felife Palau, y los candidatos a la Asamblea Departamental: Gustavo García y Carlos Olaya; ellos escucharon el manifiesto con el ideario político del Oriente Antioqueño y se les dio la posibilidad de plantear cuáles y cómo sus propuestas se relacionan y le apuestan a esta visión de territorio.

Finalmente, los candidatos se comprometieron con los pobladores de la región para trabajar en pro del Oriente Antioqueño y de las preocupaciones expuestas por cada uno de ellos.

Tomado de: Prodepaz

Necesita ayuda? Chat disponible