La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Culta (United Nations Educational Scientific and Cultural Organization-UNESCO) ha incluido a las cooperativas en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La decisión fue adoptada por el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, celebrado en la ciudad de Addis Abeba en (Etiopía).

La UNESCO reconoce de esta forma la aportación mundial y transformadora del movimiento cooperativo en su conjunto y describe a las cooperativas como entidades que “permiten la construcción de comunidades a través de intereses y valores compartidos, creando soluciones innovadoras a los problemas sociales, generando empleo y ayudando a las personas a construir proyectos”. Desde ahora el movimiento cooperativo forma parte, de manera oficial, del patrimonio mundial común, lo que debe traducirse en una mayor protección y salvaguarda, por parte de gobiernos y agencias mundiales, de las cooperativas y las organizaciones que velan por su continuidad.

Necesita ayuda? Chat disponible